El zika puede hacer retroceder a la humanidad dos millones de años

El virus del zika se está propagando por varios países del mundo y esto podría significar un retroceso en la evolución humana, según algunos expertos.
La revista Journal of Astrobiology and Outreach afirmó que el virus del Zika amenaza con provocar “una regresión dramática de la evolución humana”, dado que las mutaciones genéticas provocadas por el patógeno letal podrían tener consecuencias permanentes en el ADN humano.
El virus está ocasionando graves deformaciones que están alterando lentamente el genoma humano y serán transmitidas a las generaciones venideras. De esta manera, en lugar de seguir evolucionando, nuestra especie retrocederá dos millones de años, debido a que los microbios del zika reducen el cerebro humano.La investigación de la revista contempla que en el peor de los casos podríamos tener “una población de seres humanos con el tamaño del cerebro y cognición disminuidos”.
Edward Steele, autor del estudio y biólogo de la Fundación O’ Connor ERADE Village (Australia), afirma que “si bien el virus del zika sigue acaparando los titulares de la prensa, su posible impacto a largo plazo sobre la humanidad parece haber escapado a nuestra atención”.
“El zika parece haber cambiado recientemente genéticamente con el fin de provocar una mayor incidencia de la microcefalia -disminución del tamaño del cerebro- en los bebés nacidos de madres infectadas con el virus durante el embarazo”, añadió Steele.
“La microcefalia y el virus del zika parecen ahora mostrar signos de ser sexualmente transmisibles, lo que indica que los genes que causan la disminución del volumen cerebral y la cognición pueden lograr la entrada en la línea germinal humana”.
Cerca de cuatro mil casos han sido confirmados desde el brote que fue identificado el año pasado en Brasil.
Aunque su principal vía de transmisión es a través de los mosquitos, varios casos nuevos de este año se han relacionado con el contacto sexual o el intercambio de sangre.
Los científicos dicen que esto indica que el virus está evolucionando rápidamente para esparcirse a través de la raza humana, sin la necesidad de un insecto vector.
Fuente: http://spanish.latinospost.com

Estrés docente

Desgraciadamente, cada vez más docentes sienten en su trabajo ese malestar personal, esa sensación de no servir para nada, de que su esfuerzo no es reconocido como debería serlo, y que en muchas ocasiones se le exige hacer cosas que no son ni mucho menos de su competencia. Además, muchos de ellos tienen que soportar y aguantar escenarios de presiones y reuniones con familias poco respetuosas y maleducadas. Igualmente, se puede dar el caso de que algunos de ellos no tengan buenas relaciones con los demás compañeros del centro y que se sientan desplazados del grupo. Si al tiempo que dedica el docente a estar en clase, le sumamos el que invierte en corregir exámenes, trabajos, actividades y preparar las clases de toda la semana, podríamos decir perfectamente, que es un trabajo que genera un estrés elevado. Y sí, así es, pero a la mayoría de las personas parece no importarle.
Me parece a mí, que todavía se cree en el rol de los maestros de las civilizaciones clásicas: ese rol que definía al docente como un “semidios”, que todo lo sabía, que sabía darle explicaciones a casi todas las cosas, y uno de los seres más sabios e inteligentes del lugar. Así pues, se defendía que los profesores podían con todo y que en ningún momento podrían necesitar ayuda de vez en cuando. Esa creencia era absurda hace décadas y lo sigue siendo ahora. Los docentes son personas de carne hueso (oh, qué gran sorpresa), que sienten y padecen. Y que en más casos de los que les gustarían, sufren un malestar que posiblemente no sepan explicar. Ese malestar, no provoca únicamente estrés (que ya es suficiente), sino que puede desembocar en fatigas, excesivo cansancio, dolores musculares, dolor de huesos, de cabeza, problemas al conciliar el sueño, en la alimentación, en sus relaciones personales e incluso en una depresión laboral.
Estas situaciones, como os podéis imaginar no han suscitado demasiada importancia en los medios. Ni siquiera en los centros educativos. Son muy pocos colegios o institutos los que hacen algo para evitar lo anteriormente citado. La mayoría de programas, de actividades, de reuniones son en referencia a los alumnos, y eso está bien. ¿Pero quién “cuida” a los docentes? ¿Quién se encarga de su bienestar en el trabajo? Sí, la respuesta más sencilla es que ellos mismos. Pero es que ellos mismos, en muchas ocasiones se sienten tan agotados y menospreciados que no tienen ni ánimos para motivarse por sí solos. Muchos, por ejemplo, no han desarrollado habilidades para enfrentarse a estos conflictos, o no están preparados para una situación concreta. Algunos, se implican demasiado con los alumnos y les termina afectando también a ellos.
Desgraciadamente, más personas de las que me gustaría, se estarán preguntando: “estrés docente, ¿es eso posible?”. Parece ser que algún sector de la sociedad española, todavía no se ha dado cuenta que el personal educativo es uno de los peores reconocidos y tratadas desde hace algunos años. ¿Qué puede provocar entonces ese malestar en los docentes? A mí se me ocurren un montón de cosas a exponer:
◦Muchos alumnos para un único profesor: pues sí, en muchas ocasiones, hay aulas compuestas por 30 alumnos para un único docente. ¿Es eso normal? No, por supuesto que no. Habitualmente, el maestro o profesor se encuentra sólo en clase. Tiene que enfrentarse a estudiantes diferentes, con distintas habilidades y capacidades, con ritmos de aprendizaje muy dispares, y con un sin fin de intereses. Cada día, tiene que adaptar sus clases, tiene que centrarse en todos los alumnos y dejar a un lado esa atención personalizada e individualizada que muchos centros dicen tener y muchos padres quieren que se de. ¿Pero cómo se va a llevar a cabo ese deseo? Para llegar a esa cumbre, haría falta por lo menos tener a tres docentes por aula todos y cada uno de los días. ¿Estarían dispuestas las autoridades a eso? No, me temo que no.
◦Lo que se aprende en la universidad, está lejos de ser práctico: es cierto, los que estudian magisterio no aprenden a tratar las dificultades de aprendizaje, por ejemplo. Y tampoco las necesidades específicas de los alumnos. En muchos casos, los docentes se encuentran con estudiantes de altas capacidades y no saben qué hacer. No por falta de capacidad ni de habilidades, sino simplemente porque no les han enseñado. Pueden tener apuntes, pueden saberse la teoría de memoria. ¿Pero qué pasa en la práctica? Y se sienten perdidos.
◦Seamos sinceros; no todos los alumnos tienen ganas de aprender: pues sí, es de sobra conocido, que muchos alumnos presentan falta de interés y poca motivación. Que se sienten desanimados y que no tienen ganas de aprender cosas nuevas. El docente, se esforzará en crear un innovador y atractivo proceso de enseñanza-aprendizaje, para llamar la atención de los estudiantes, pero hay veces que las expectativas no se cumplen y no se ha generado el clima ni la actitud que ellos esperaban.
◦Sí, hay familias que insultan a los docentes. Y no sólo en una ocasión: desgraciadamente, hay familias que culpan a los maestros de todo lo que le pase a sus hijos. Se crea un escenario de críticas, de malas palabras, de acusaciones y de ofensas hacia el profesor. Hay padres, que están lejos de ser personas civilidades y con buena comunicación. Y algunos de ellos, pueden llegar a insultos e incluso a acosar al profesor.
◦Los futbolistas son más importantes que los docentes: ya se puede dar el caso de que un profesor haya hecho algún logro importante, que seguramente no será reconocido por las demás personas ni por los medios de educación. Hay muchos docentes que cada día se esfuerzan y dan lo mejor de sí mismos para los alumnos. Pero claro, da más audiencia que Cristiano Ronaldo haya dejado a su novia.
¿Hay algo que se puede hacer al respecto? Evidentemente, sí. Los expertos dicen, que practicar deporte en cualquier situación de estrés es beneficioso, ya que reduce el riesgo de ansiedad. Evidentemente, los docentes necesitan tiempo para ellos mismos, y en muchas ocasiones, ese tiempo de ocio o de estar con sus familias y amigos, lo dedican a corregir exámenes, trabajos, actividades o a preparar las clases, y eso les genera más sensación de malestar. No se debería dar casos en que los maestros dejaran de hacer cosas que les gustan por exceso de trabajo (ojo, ni los maestros ni ningún trabajador).   También, es muy importante que el docente fomente su autoestima y que potencie las actitudes positivas que tenga a lo largo del día. Que sea consciente de los obstáculos que ha superado y de que su esfuerzo ha merecido la pena. Y que por supuesto, en situaciones límites que no sepa cómo actuar (porque… ¡oh, madre mía!, el docente no lo sabe todo), pida ayuda a los pedagogos, directores y demás personal educativo del centro.
Como es obvio, desde el propio centro también se pueden plantear diversas actividades para reducir el estrés docente en las aulas, como por ejemplo diferentes cursos de formación, reuniones mensuales para que los maestros hablen de sus experiencias, de sus dudas, de sus inquietudes, fomentar la comunicación y la relación entre el personal educativo creando grupos de trabajo y de colaboración entre ellos, apoyándose en las situaciones y casos en las que sean posible. Quizás, empezando por eso, los docentes se sentirían valorados por el lugar del trabajo, y estarían más motivados en las clases. Pero, ya sabemos que en gran parte de los colegios, institutos y universidades, realizar esos programas, les parece una pérdida de tiempo, y en muchas ocasiones, los propios docentes se ven obligados a buscar ayuda externa para no verse superados.
Aunque a la gente le cueste creerlo, la docencia es una de profesionales que más estrés produce. Muchos psicólogos dicen que el número de maestros que pasan por sus consultas está ascendiendo a un ritmo vertiginoso. Algunos de ellos, afirman haber pasado por depresiones provocadas por el exceso de trabajo y el poco reconocimiento y estima que se les tiene. Lo que es cierto, es que como la mayor parte de la sociedad sigue sin darse cuenta de lo que realmente llegan a hacer los profesores, como no son conscientes de su implicación con los alumnos, me temo que este problema tardará en solucionarse y que estará presente durante varios años más. Además, como viene siendo habitual, estas situaciones pasarán desapercibidas por la mayor parte de las personas. Pero, ¿no son los docentes superhéroes camuflados? Pues no, señores míos, está claro que no lo son.
Fuente: http://www.nuncajamasyyo.com/el-estres-docente-un-hecho-al-que-casi-nadie-parece-importar/

La Gaseosa y sus peligros


Por más que parezca inofensiva, la ingesta excesiva de bebidas gaseosas no solo ocasiona el aumento de peso corporal sino que aumenta el riesgo de padecer otras diversas enfermedades que ponen en peligro nuestras vidas a mediano y largo plazo debido a su alto contenido de azúcar.

La nutricionista Daniela Martinelli Montero reveló que además de incrementar las posibilidades de padecer diabetes tipo 2, el consumo excesivo de gaseosas “aumenta la presión arterial porque es un producto rico en sodio y azúcar que aumenta los niveles de triglicéridos en sangre”.

Asimismo, sostuvo que el conjunto de problemas de salud que ocasiona el consumo de estas bebidas (hiperinsulinemia, hipertensión arterial, trígliceridos y colesterol elevados) “hoy se conoce como síndrome metabólico, que no permitirán llevar una vida saludable y puede llevar a la muerte”..

De acuerdo a la experta, aparte de la sacarosa (azúcar) en las gaseosas también se utiliza fructosa “que es igualmente de dañina: aumenta la formación de grasa corporal llevando al sobrepeso y la obesidad; elevando los trígliceridos y el colesterol LDL (conocido como el colesterol malo), incrementando la presión arterial y generando un hígado graso”.

Para la experta, los niños son un grupo con un alto consumo de gaseosas sin embargo reveló que el consumo de esta bebida en funcionarios y ejecutivos ha aumentado.

“Muchos están reemplazando el café por las gaseosas para ‘mantenerse despiertos’ y ‘tener energía’. Si bien es cierto, los adultos optan más por las bebidas endulzadas con edulcorante, éstas bebidas también tienen ácido fosfórico, que debilita los huesos y dientes; saborizantes y conservantes artificiales que son cancerígenos”, precisó.

“Hay que señalar que en un vaso de 250-300 mililitros de gaseosa, encontramos entre 30-40 gramos de azúcar que equivale a unas seis u ocho cucharaditas de azúcar. Una torta de chocolate o tres barritas de cereal tienen similar cantidad de azúcar a un vaso de gaseosa”.

“En el Perú tenemos una gran variedad de frutas. Podemos reemplazar las gaseosas por jugos naturales de frutas sin necesidad de agregar azúcar porque la fruta ya es dulce y sin necesidad de colarlas para aprovechar todos los nutrientes. Y no olvidar del agua, que hidrata, limpia el organismo, mantiene la piel y órganos sanos y brinda salud”, puntualizó.

Fuente: Diariocorreo

La diabetes mal tratada provoca consecuencias

El factor de riesgo más importante es el sobrepeso, en especial la obesidad abdominal

La diabetes mal controlada y sin un seguimiento de las recomendaciones del médico puede traer complicaciones severas como insuficiencia renal, ceguera, infartos cerebrales y amputaciones de los miembros inferiores por infecciones, advirtió el Seguro Social de Salud (EsSalud).

La diabetes va en aumento en nuestro país, habiendo a la fecha más de 400,000 asegurados a EsSalud que sufren de esta enfermedad y solo el año pasado se detectó más de 13,000 nuevos casos.

Según el endocrinólogo Alberto Quintanilla, el factor de riesgo más importante es el sobrepeso, en especial la obesidad abdominal.

Dijo que en el adecuado control de esta enfermedad deben involucrarse la familia, quienes deben supervisar la dieta del paciente y que se respete todas las recomendaciones de los médicos.

“El control riguroso de la diabetes puede prevenir o retardar el desarrollo de muchas complicaciones de la diabetes, y regalarle a los pacientes muchos años más de vida sana y productiva”, anotó.

El experto explicó que muchos diabéticos tienen aumento del perímetro abdominal (aumento de la barriga) y esto es consecuencia de una mala alimentación con muchas calorías y falta de ejercicio, lo que deteriora aún más el estado de salud y lo expone a serias complicaciones de la enfermedad.

Advirtió que una diabetes no controlada podría ocasionar daños en la retina e, incluso, ceguera y una afección de los riñones. Actualmente, esta enfermedad es la principal causa mundial de que los pacientes necesiten diálisis, explica Quintanilla.

Además, produce neuropatía o cambios en el nivel de sensibilidad en las piernas y/o brazos, formando ulceras que generan el denominado pie diabético y que es la primera causa a nivel mundial de amputaciones no traumáticas.

Por ello, el especialista resaltó la importancia de estar atento a los síntomas y subrayó que los factores de riesgo son el sobrepeso, la hipertensión arterial, los antecedentes familiares, sedentarismo y una alimentación con exceso de calorías.

Uno de los hábitos más comunes entre los pacientes diabéticos es el consumo de azúcar pues no sienten molestias cuando la ingieren en pequeñas cantidades.

Sin embargo, su acumulación en el organismo es perjudicial porque daña las terminaciones nerviosas y obstruye la circulación de las arterias llevando al pie diabético.

El galeno indicó que un paciente diabético debe dejar de fumar, controlar la presión arterial, el colesterol y realizar actividad física. Además, cada día debe lavarse los pies con agua y jabón y secarlos meticulosamente, sobre todo entre los dedos, así como cortarse las uñas de los pies con mucho cuidado evitando dejarlas muy cortas.

Fuente: Andina

El Perejil y los Riñones

Pasan los años y nuestros riñones siem

pre están filtrando la sangre: quitando la sal o cualquier cosa dañina que entre en nuestro sistema. Con el tiempo la sal se acumula y esto necesita un tratamiento de limpieza, y… ¿cómo vamos a deshacernos de esto ?
Es muy sencillo, primero tome un puñado de perejil y lávelo muy bien, después córtelo en pedazos pequeños y póngalo en una olla y agregue agua limpia (1 litro) y hiérvalo por diez minutos, déjelo enfriar, cuélelo en una jarra y póngalo en el refrigerador.
Tome un vaso diariamente y verá que toda la sal y las sustancias nocivas acumuladas empiezan a salir de su riñón al orinar.
El Perejil es conocido como el mejor tratamiento para limpiar los riñones y es natural!

Propiedades y elementos nutritivos del perejil:

• Es un potente antioxidante: rejuvenece la piel

• Contiene betacaroteno

• Rico en minerales como calcio, fósforo, hierro y azufre.

• Rico en clorofila: combate el mal aliento, ayuda a depurar el cuerpo de toxinas y grasa excesiva.

• Rico en vitamina C: previene el cáncer, los problemas cardíacos y las cataratas e infecciones, y ayuda a fortalecer el sistema inmune del cuerpo.

• Por ser rico en calcio, es muy adecuado en dietas para combatir y prevenir la osteoporosis y durante la menopausia. Es muy benéfico para los niños y deportistas.

• Es diurético: ayuda a eliminar líquidos en forma natural. Po esta cualidad se utiliza en dietas para tratar hipertensión y para la salud de los riñones.

• Su alto contenido en vitaminas y minerales lo hace ideal para combatir y prevenir anemia, anorexia, debilidad general, fatiga, cansancio físico y mental.

• Ideal para fortalecer el cabello y las uñas.

• Muy bueno para combatir problemas de la piel.

• Útil contra las úlceras

• Del perejil se extrae un líquido aceitoso llamado Apiol, el cual se usa contra las fiebres intermitentes y las neuralgias.

MATERIAL: tudocente.com

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *