Los 3 Juanes de San Martín

Durante la Batalla de Arjonilla (en España), el 23 de junio de 1808, San Martín luchaba para el rey Fernando VII contra las tropas napoleónicas. Un oficial enemigo advirtió que San Martín era uno de los que ejercían el mando e inmediatamente ordenó a sus guerreros que fueran a atacarlo. No tardaron en rodearlo, pero él se defendió valientemente con su sable corvo. De repente, alguien empujó su caballo y lo hizo caer y rodar por el suelo. San Martín estaba a merced de sus enemigos cuando, milagrosamente, el soldado Juan de Dios se hizo presente y derribó a un francés, luchó con otros dos y hasta sirvió de escudo humano para protegerlo. Juan de Dios quedó herido, pero siguió luchando. Un sargento ayudó a San Martín a ponerse de pie y le ofreció su caballo. Los españoles ganaron la batalla, San Martín fue ascendido y Juan de Dios, condecorado.
El Regimiento de Granaderos a Caballo, creado por San Martín, tuvo su bautismo de fuego en la Batalla de San Lorenzo. A orillas del río Paraná, a unos 25 kilómetros de la actual ciudad de Rosario, los granaderos se enfrentaron contra los realistas españoles el 3 de febrero de 1813. Si bien fue un combate de corta duración (duró 15 minutos), fue muy intenso. En un momento crucial, el caballo de San Martín cayó sobre él, dejándolo herido y atrapado. Un soldado enemigo tomó conocimiento de tal suceso, se acercó y le hizo un tajo en la cara mientras otro se preparaba para atacarlo con una bayoneta. Cuando todo parecía indicar que el final del Libertador se aproximaba, irrumpió en la escena el granadero Juan Bautista Baigorria, quien derribó al soldado realista y salvó a San Martín. Después, el correntino Juan Bautista Cabral lo ayudó a liberarse del peso de su caballo, pero en esa acción Cabral recibió dos heridas fatales que quizá iban dirigidas a don José. Así, San Martín fue salvado dos veces, en cuestión de unos pocos segundos, por dos hombres valientes que, vaya coincidencia, compartían el nombre (al igual que el primer salvador sanmartiniano).
Conclusión: los 3 Juanes fueron los ángeles de la guarda de José de San Martín.

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *